Créditos 

Crédito de cuota fija 

Financiamiento con intereses variables y fijos sobre saldos de capital por amortizar. Los intereses son fijados, calculados y publicados de forma anual. Las garantías se constituyen en activos fijos y el pago de la cuota del crédito es fija durante la duración del financiamiento. Este producto es recomendable para los negocios con entradas fijas durante el año, como es el caso de rentas de casas, servicios con contratos al Estado, servicios a empresas medianas o grandes en contratos a plazo, compra de vehículos de transporte de materiales, entre otros.

Crédito de cuota variable

Financiamiento cuyo pago mensual se basa en una cuota fija menor y un monto variable directamente relacionado con el nivel de ventas mensual reportado por el cliente. Este es el producto más recomendable para negocios cuyas ventas se vean afectadas por variaciones estacionales o en donde las ventas sean al por menor. Por ejemplo: hoteles o casas de alquiler por estancias cortas, servicios de transporte de personas, servicios turísticos, restaurantes y comercio al por menor en general.

Leasing

Arrendamiento financiero con opción de compra, cuyo pago mensual puede basarse en una cuota fija o una cuota con un componente fijo y otro variable según el nivel de ventas. En este producto el activo se mantiene a nombre de la entidad crediticia hasta culminar el contrato de cuota fija o hasta alcanzar la cantidad mínima de arrendamiento en el contrato de cuota semivariable. En ambos se establece un valor de la opción de compra como porcentaje del valor de adquisición o valor al inicio del contrato del bien arrendado. Este producto está dirigido a clientes sin historial de crédito o limitados por falta de historial salarial o de garantías.

Nuestras Áreas 
Acerca de Nosara Crece
  • Facebook